NPA 86

Pour ceux qui lisent l’espagnol, un article sur le mouvement étudiant chilien

lundi 4 mars 2013 par redac-npa86

Article d’un militant chilien de Poitiers.

Nadie puede negarlo : el sistema educativo chileno está en crisis. Un viaje al pasado nos permite establecer las causas del grado de precariedad educacional actual. El año 1980 en Chile, durante la sangrienta Dictadura Militar encabezada por Augusto Pinochet y sus órganos represivos, se implementará una nueva Constitución Política – votada por plebiscito y sin registros electorales –, la cual adoptará una serie de medidas coartivas respecto de las modalidades democráticas existentes y preparatorias para un giro en el sustento ideológico y organizacional. Por una parte, mediante el Decreto de Ley N°50 se realizará una depuración ideológica de las instituciones educativas a través de la intervención en los planteles de la enseñanza superior : se designaron nuevos rectores con atribuciones para administrar la universidad bajo la dirección ideológica del ejecutivo. Por otra parte, el Estado traspasará la gestión educativa a instituciones intermedias, o empresas educacionales, como primer paso hacia la privatización de la enseñanza. En 1979 se comienza con la municipalización de la educación básica y media, quedando estas últimas, en el aspecto administrativo, en manos de sus respectivas municipalidades, mientras que el aspecto técnico estaría bajo la tutela del Ministerio de Educación.

El movimiento estudiantil, en su segunda oleada, se ha manifestado estos últimos dos años por reformas de orden estructural. Desde las bases estudiantiles se exige el regreso del Estado Docente – que garantice acceso y calidad – y el fin a su rol subsidiario en materia educativa : un estudiante chileno para ingresar a la educación superior debe pedirle un crédito al estado, cuya deuda puede ser arrastrada hasta por casi veinte años. Hoy es necesario un Nuevo Proyecto Educativo. Este debe estar orientado a la construcción de una Nueva Sociedad, lejana al modelo capitalista. El Estado deberá formar seres humanos íntegros con valores contrarios a la lógica del mercado, siempre –fomentando la unión latinoamericana – con conocimientos prácticos, teóricos y técnicos al servicio de la edificación de la nueva formación social y de su desarrollo armónico. Es necesario que el Estado Chileno se encargue del cien por ciento del financiamiento de la educación. ¿Cómo ? Mediante una mejor redistribución de las riquezas nacionales, la renacionalización de los recursos naturales y empresas estratégicas para el desarrollo nacional. Asimismo, el seis por ciento del Producto Interno Bruto deberá destinarse a la enseñanza de los futuros ciudadanos. Por último, la dictadura arrasó con la democracia universitaria, prohibiendo el rol administrativo de la institución a estudiantes y trabajadores. Por ello, como estudiantes, exigimos una participación triestamental, o de los tres estamentos, en la administración de nuestras respectivas universidades : estudiantes, trabajadores y académicos o rectores de la universidad deberán dirigirla en conjunto.

El camino a recorrer sigue siendo largo, y los cambios profundos de carácter económico, político y social no se realizarán ni bajo la dirección de la Alianza por Chile ni de la Concertación –duopolio político que rige nuestro país de derecha y centro-izquierda respectivamente. Estudiantes, trabajadoras y trabajadores, pobladoras y pobladores, deben alzar, juntos y desde sus respectivas bases, las banderas de lucha en pos de una Nueva Sociedad solidaria, igualitaria y socialista.

Pueblo, Conciencia y Fusil. ¡Venceremos !


Accueil du site | Contact | Plan du site | | Statistiques | visites : 305820

Suivre la vie du site fr  Suivre la vie du site Nos publications  Suivre la vie du site Documents   ?    |    Les sites syndiqués OPML   ?

Site réalisé avec SPIP 2.1.9 + AHUNTSIC

Creative Commons License

Visiteurs connectés : 327